¿CONOCES LA IMPORTANCIA DE CONTAR CON UN SEGURO D&O?

do

El seguro D&O, es un tipo de seguro que cubre a los responsables de las empresas por las reclamaciones que puedan recibir en el ejercicio de sus funciones.


Los administradores y directivos, como tal, somos responsables de las decisiones que tomamos o ejercemos en nuestras empresas. Y debemos responder por ello, para lo cual debemos contratar un seguro de Responsabilidad Civil específico “D&O”.

De esta forma, protegemos nuestro patrimonio personal y el propio de las empresas que gestionamos, ante posibles reclamaciones.
A diferencia de otras responsabilidades que pueda tener la empresa, la responsabilidad que protege este tipo de seguro es una responsabilidad individual del directivo o administrador, por lo que este seguro cobra especial relevancia si queremos dejar a salvo nuestro patrimonio privativo.

El seguro de responsabilidad civil para directivos, se ha consolidado de un tiempo a esta parte como uno de los seguros de responsabilidad civil más solicitados a las empresas aseguradoras del territorio nacional.

Los cambios surgidos en el ámbito de los negocios, unido a una modificación en la normativa de la nueva ley de Compliance Europea, habilitan la posibilidad de sanción hacia el patrimonio personal de los directivos frente a cualquier fallo, negligencia o denuncia, algo que queda reforzado en base a lo establecido en el artículo 157.3 del RD 1/2010, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

¿Qué es un seguro de D&O?
Un seguro de D&O sirve fundamentalmente para soportar los gastos de defensa de los administradores, y las posibles indemnizaciones a que sean condenados por los tribunales como consecuencia de la realización de un acto incorrecto, ya sea por acción u omisión, que, por su cargo de responsabilidad, les sea exigida a éstos por la propia sociedad, los socios o los acreedores sociales.

Se trata de una póliza de seguro específica de Responsabilidad Civil para Directivos y Administradores, conocida como Directors & Officers (D&O).
Su función es la de cubrir las reclamaciones fundadas o infundadas que reciben las personas físicas por sus decisiones en la gestión y gobierno de la empresa y que ocasionen perjuicios financieros a terceros, e incluso, tal como ya comentamos, frente a reclamaciones de la propia Sociedad.
La mala gestión no sólo es responsabilidad del Administrador o Directivo, sino que también puede ser consecuencia de las actuaciones negligentes de alguno de sus empleados.

De modo que, este tipo de pólizas para Administradores y Directivos (D&O) les protegen ante posibles reclamaciones de terceros por actos incorrectos en el ejercicio de su cargo. Entre otras cosas, estas pólizas suele cubrir gastos de consultoría externa, de defensa jurídica, pago de indemnizaciones y constitución de finanzas.

Por tanto, su finalidad es la de ampararlos frente a los riesgos personales y financieros que puedan tener derivados de la gestión de compañías o entidades.

Durante los últimos años se ha visto modificado el marco legal regulador de la responsabilidad de los administradores y directivos convirtiendo el seguro en una necesidad dada la responsabilidad que el cargo implica.

 ¿Para qué perfil de profesionales está disponible este seguro?

• Administradores y directivos actuales, pasados o futuros del tomador.
• Administradores y directivos de filiales actuales o antiguas.
• Representantes permanentes en entidades participadas actuales o antiguas.
• Fundador de la sociedad.
• Empleados: mientras desempeñen labores de gestión o supervisión; con respecto a una reclamación por práctica de empleo indebida o mientras sean codemandados.
• Gerente de riesgos, secretario, vicesecretario del Consejo de Administración.
• Cónyuge o pareja de hecho, así como el heredero, legatario y/o albacea.
Algunos de los requisitos que deben cumplir:
• El tomador debe de haber cumplido en el momento de la contratación mínimo 2 años desde su inscripción en el Registro Mercantil.
• No cotizar en mercados financieros.
• Inexistencia de reclamaciones o investigaciones contra un asegurado a título personal durante los 3 años anteriores a la toma del efecto del seguro.
• Inexistencia de acciones judiciales.
• Desarrolla una actividad empresarial no excluida.

¿Quién puede venir a reclamarte?
Entre otros, la propia sociedad, los accionistas mayoritarios o minoritarios, los trabajadores (incluso los candidatos a un puesto de trabajo), los acreedores de la sociedad, el Ministerio Fiscal y los Organismos Públicos competentes, así como cualquier tercero. Veámoslo más detalladamente:
• Liquidadores, debido a los procesos de insolvencia, quiebra, declaración de concurso.
• Competidores, por la ruptura de prácticas legales del mercado.
• Acreedores, por comercio ilegal o fraudulento.
• Proveedores y clientes.
• Organismos gubernamentales, por violación de regulaciones de exportación, aspectos impositivos, sanciones administrativas…
• Accionistas y socios por alegar una mala gestión, administración…
• Empleados.

Estas protestas, suelen alegar una mala administración, gestión o negligencia por parte de los administradores o directivos de su compañía.
Las estadísticas demuestran que la mayoría de reclamaciones D&O se producen en empresas familiares, fundamentalmente en las que son pequeñas y/o medianas.

Principales Coberturas del Seguro de D&O
La misión principal del seguro es proteger el patrimonio personal de los Administradores, Consejeros y Directivos frente a reclamaciones de terceros por actos incorrectos, reales o presuntos, cometidos en el ejercicio de sus funciones. Dicho esto, las garantías y coberturas más comunes de este seguro son:

• Responsabilidad Civil de los Administradores y Altos Cargos.
• Reembolso a la Compañía.
• Los gastos legales necesarios para la defensa anticipada de los Administradores o Directivos.
• Gastos de Representación Legal en una investigación.
• Gastos de Inspección en materia de Defensa de la Competencia.
• Gastos de Extradición.
• Gastos de Publicidad.
• Gastos de Gerencia de Riesgos.
• Fianzas Civiles y Gastos de Constitución de Fianzas Penales.
• Reclamaciones por Prácticas Laborales con cobertura a la entidad.
• Cobertura automática para nuevas Sociedades Filiales.
• Cobertura automática en Sociedades Participadas.
• Antiguos Administradores y Altos Cargos (4 años).
• Cobertura a la entidad en Operaciones de Valores.
• Sanciones Administrativas.
• Responsabilidad Concursal.
• Gastos de Constitución del Aval Concursal.
• Inhabilitación Profesional de los Administradores y Altos Cargos.
• Gastos de Constitución del Aval en evitación del embargo preventivo.
• Responsabilidad Tributaria.

Nueva Ley de Sociedades de Capital

Como venimos comentando en el artículo, con la entrada en vigor de la nueva la ley 31/2014, de 3 de diciembre, que modifica la Ley de Sociedades de Capital, se han producidos importantes cambios que afectan directamente a los Administradores o Directivos de las empresas.

Por ejemplo, la infracción del deber de lealtad determinará no solo la obligación de indemnizar el daño causado al patrimonio social, sino también la de devolver a la sociedad el enriquecimiento injusto obtenido por el propio administrador.

Como consecuencia de estos cambios legislativos, es muy importante tener tu programa de seguros actualizado.
En el mundo actual de los negocios, el dinamismo y la creciente competitividad del mercado hacen necesario que los Administradores y Directivos asuman a diario decisiones que pueden comprometer su responsabilidad y como consecuencia, su patrimonio personal.

Ante este entorno potencialmente peligroso, incluso los Administradores y Directivos de las pequeñas y medianas empresas (incluso empresas familiares), están expuestos a tener que hacer frente a reclamaciones y pleitos por infinidad de situaciones que pueden producirse en el desarrollo de su actividad empresarial.

Las amenazas, como ya hemos mencionado anteriormente, provienen de fuentes muy diversas que incluyen la propia empresa, accionistas, empleados, bancos, acreedores, autoridades de control, organismos públicos y clientes.

La contratación de una póliza de seguro que cubra la Responsabilidad Civil de los Administradores y Directivos, ha demostrado ser el método más eficaz de protección para su patrimonio personal y el de su familia, el cual podría verse afectado por reclamaciones de terceros, incluso después de haber dejado el cargo de Administrador.

Ventajas de Contratar un Seguro de Responsabilidad Civil D&O

Podemos agrupar en cuatro apartados fundamentales las ventajas económicas que supone contratar un seguro RC de Administradores y Directivos:

• El aseguramiento económico frente a demandas de responsabilidad, que, sobre todo, interesa evitar en casos perdidos de antemano.
• Reduce la elevadísima repulsión al riesgo del administrador. El riesgo de perder su puesto y el capital humano invertido en la sociedad, queda totalmente eliminado por la contratación de este seguro como mecanismo de diversificación.
• La contratación puede ser un instrumento social para atraer a nuevos talentos individuales, es decir, significa que pueden servir como administradores o directores aquéllos, que de otro modo no estarían dispuestos a formar parte de la dirección de una empresa.
• Respecto a la sociedad, este seguro garantiza con su presencia una dirección empresarial más dinámica. De este modo, los administradores o directores asumirán el nivel de riesgo adecuado, como incentivo.

Algunas de las preguntas más frecuentes:

¿Por qué es necesario contratar el seguro de RC para Directivos y Administradores?
El nivel de exigencia de responsabilidad aplicada a los administradores y consejeros de las sociedades hacen que este seguro para directivos sea una gran solución para garantizar solvencia y tranquilidad.

Los directivos y administradores de una empresa toman decisiones de manera continuada que pueden perjudicar a la empresa frente a clientes, proveedores o accionistas. Por eso, a diferencia de otros seguros de RC, el seguro de Responsabilidad Civil D&O protege frente a reclamaciones de terceros, defendiendo el patrimonio individual del directivo incluso después de haberse jubilado.

 ¿Quién debe contratar el seguro de RC para Directivos y Administradores?

Siempre lo contrata la empresa y se asegura a las personas físicas que realicen las funciones de administración y altos cargos.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de D&O?
Hay distintos elementos de la póliza que se deben tener presentes. Los más importantes son los siguientes:
• Coberturas y exclusiones.
• Límites y sublímites asegurados.
• Prima neta.
• Ámbito geográfico y temporal.
• Solvencia y experiencia de la aseguradora.

Recomendaciones de Contratación:
La póliza de seguro es válida tanto para pequeños comercios como para grandes organizaciones. Una pyme familiar también puede ser el blanco de una reclamación por asuntos de herederos o acoso laboral.

Ningún alto cargo puede eludir la posibilidad de tomar alguna decisión desafortunada que ponga en peligro los activos empresariales, o provocar pérdidas a terceros.

Como consejo, recuerda no poner en juego tu patrimonio personal por decisiones derivadas de tu negocio o empresa, o bien, de la empresa para la que trabajas.

Para cualquier consulta o duda que desees resolver, puedes contactar con nosotros.

 

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s

OFICINAS

Calle Salvador Nº31
Los Santos de Maimona
(06230) Badajoz
Teléfono: 924544949
Fax: 924925274
Móvil: 661713443

  

Calle Badajoz Nº 22
Almendralejo
(06200) Badajoz
Teléfono: 924544949
Fax: 924925274
Móvil: 661713443

Todos los derechos reservados.